Compartir

Todos recordamos cómo hace unos meses nos estremeció el corazón la imagen de un niño de tres años ahogado en el Mar Egeo cuando intentaba huir del horror en su país, Siria. Su nombre era Aylan y, como él, son muchos los menores que no llegan a su destino, aunque fue esa foto la que dio la vuelta al mundo. El padre del pequeño, Abdullah Kurdi, ha querido mandar un mensaje navideño a través del canal británico Channel 4 que también va a emocionar a todo aquel que lo escuche. 

“Mi nombre es Abdullah Kurdi. El padre de Aylan Kurdi, que fue encontrado muerto en la orilla del mar Egeo en Turquía. Soy sirio, soy kurdo y era barbero. Los sirios dejamos nuestro país después de la guerra porque teníamos miedo por nuestros hijos, por nuestro honor. Había explosiones, barriles bombas y está Estado Islámico: teníamos cientos de miles de problemas”, comienza diciendo. 

“Mi familia y yo fuimos a Izmir y entonces salimos hacia Bodrum. Embarcamos para ir a Grecia y desde allí cruzar hacia Alemania o Suecia. Estuvimos en el agua cuatro o cinco minutos y entonces pasó lo que pasó. Mi mujer Rehanna y mis hijos Galeb y Aylan murieron ahogados. Los enterré y doy gracias a Dios porque lo hice en casa. Quiero ayudar a los niños porque no saben nada de la vida excepto reír y jugar. Es todo lo que saben. Debemos cuidar de ellos, es un problema para ellos si no lo hacemos”, dice el padre de Aylan emocionado. 

Para terminar, envía un mensaje a Europa para que acojan a los refugiados de su país: ” Cuando una puerta se abre ellos dejan de sentirse humillados. En estas fechas me gustaría pedir que piensen en el dolor de madres, padres y niños que buscan paz y seguridad. Solo queremos algo de simpatía por vuestra parte. Os deseo feliz año nuevo y esperemos que el año que viene la guerra termine en Siria y la paz reine en el mundo”.