Compartir

Pedro Sánchez ha confirmado en una comparecencia de prensa en la sede de Ferraz que “no va a apoyar la continuidad ni del PP ni de Rajoy”, señalando que el PSOE no puede mirar hacia otro lado en el ansia de cambio que han votado los españoles tras las elecciones del 20 de diciembre.

Sánchez, que sí que ha afirmado que “el PP podrá contar siempre con el PSOE para los asuntos de Estado”, ha defendido de nuevo la idea de que sea Mariano Rajoy el que disponga de tiempo para intentar formar gobierno. Eso sí, el secretario general de los socialistas ha señalado que el PSOE “va a explorar todas las posibilidades para que haya un gobierno que dé estabilidad al país”.

En referencia al desafío que plantea Podemos de plantear un referéndum en Cataluña a cambio del apoyo a los socialistas, Pedro Sánchez ha argumentado que no es el momento de “trazar líneas rojas sino que hay que tender puentes”. Para entablar un diálogo efectivo y consecuente al resultado electoral, el PSOE ha marcado unos temas claves para hablar con el resto de partidos: recuperación económica, la violencia de género, la reforma constitucional y derogar la reforma laboral.

Por último, el candidato socialista en el 20-D ha explicado que las elecciones son el último escenario que se plantean. “Es importante subrayarles a todas las fuerzas políticas que no vamos a aceptar la hipótesis de repetir elecciones, por lo que vamos a explorar todas las posibilidades para que haya un gobierno que dé estabilidad a nuestro país. Las elecciones debe ser la última de nuestras opciones”, señala.