Compartir

Madrid, 23 dic (EFE).- La Navidad, el Fin de Año y Reyes provocan una gran afluencia de vehículos en las carreteras, como ocurrirá este año, cuando la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que se realicen 13,6 millones de desplazamientos.

Por ello, ha puesto en marcha un dispositivo especial para velar por la seguridad de todos ellos que comenzará a las tres de la tarde de hoy y concluirá en la medianoche del 6 de enero.

Un dispositivo que se llevará a cabo en tres fases en coincidencia con las tres festividades principales.

Instalación de carriles adicionales, restricción de la circulación en ciertos días, tramos y horas, paralización de obras e intensificación de los controles de velocidad, alcohol y drogas en las carreteras convencionales son solo algunas de las medidas que la DGT pondrá en marcha.

Alrededor de 10.000 agentes de la Guardia Civil, más de 800 funcionarios y personal técnico especializado, personal de la DGT y de los servicios de emergencia vigilarán la red viaria. EFE