Compartir

Barcelona, 17 dic (EFE).- Las balanzas fiscales, el Fondo de Liquidez Autonómico, las políticas ante la precariedad laboral, los desahucios y la independencia han centrado el debate con los siete cabezas de lista catalanes en las generales, que ha dedicado poco tiempo a la corrupción con múltiples interrupciones entre ellos.

Carme Chacón (PSC), Jorge Fernández Díaz (PPC), Francesc Homs (DiL), Josep Antoni Duran Lleida (UDC), Xavier Domènech (En Comú Podem), Gabriel Rufian (ERC) y Juan Carlos Girauta (Ciudadanos) han participado en el debate organizado por TV3 y Catalunya Ràdio.

Lo primero que ha provocado roces y tensión entre los contendientes ha sido las balanzas fiscales de Cataluña, el FLA y la política laboral, especialmente el contrato único que propone C's.

Ha sido Rufián el que ha encendido la mecha dirigiéndose a Fernández Díaz, al que ha dicho que “habrá sido su ángel de la guarda quien le habrá dicho que España va bien, pero esto se cura en la cola del paro. España no va bien y Cataluña tiene un déficit fiscal de 15.000 millones de euros”.

Girauta le ha cortado para “acabar con una mentira generalizada”, a lo que Rufián ha ironizado con que Fernández Díaz “no necesitaba su ayuda, aunque Ciudadanos y PP compartan planteamientos”.

Y mientras Homs ha considerado “evidente” la existencia de un déficit fiscal, Chacón ha recordado el “magnífico” libro del expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell que desmiente la existencia de esa cifra de déficit que denuncia el independentismo, cuyas cifras ha avalado Girauta.

Entrecortándose unos a otros, Duran ha reclamado que las balanzas fiscales sean elaboradas por “alguien que no sea ni Estado ni Generalitat” y Domènech ha considerado que los problemas de Cataluña no se deben únicamente a esa cuestión, sino las políticas de reformas laborales y creación de precariedad “pasan aquí y allá”.

Ha sido entonces cuando ha brotado la cuestión del FLA, que Rufián ha tildado de “indecencia total y absoluta”, lo que ha sido replicado por Fernández Díaz: “Debe ser la primera vez que se pide una indecencia de rodillas -en alusión al conseller Andreu Mas-Colell-. Si no fuera por el FLA y el Fondo a proveedores, Cataluña estaría en quiebra”.

Duran, no obstante, ha lamentado que el PP “ha utilizado el FLA para humillar”, mientras Homs y Chacón se han enzarzado en una discusión cuando la exministra ha recordado que fueron CiU y PP quienes “aprobaron una ley de estabilidad presupuestaria” que permitía la “intervención” de las finanzas de la Generalitat.

Por otro lado, Domènech ha denunciado la precariedad del mercado laboral en una España que “no va bien” y en que “un 25% de contratos que se hacen duran menos de siete días”. “No falte a la verdad. Los contratos de un mes son el 0,96% del total”, le ha respondido Fernández Díaz.

Pero Chacón ha replicado al ministro de Interior y al PP que “no sé en qué mundo viven” porque “hay 100.000 personas menos empleadas en España y un 25% de contratos nuevos son de menos de una semana”, y ha manifestado su “temor” ante el contrato único que propone C's.

Duran ha admitido que CiU votó la reforma laboral del PP que, a su juicio, “ha ayudado a las Pymes” a tener más flexibilidad, pero ha matizado que ahora ya “no hay que profundizar más” en esa flexibilidad, como sí que “propone el contrato único de C's”.

En otro apartado del debate, los candidatos de PPC, C's, PSC y UDC han advertido a los representantes de ERC y DIL de que la independencia que pretenden aplicar por la vía unilateral es imposible, mientras que En Comú Podem ha defendido que es posible con la actual legislación celebrar un referendo.

Chacon ha lamentado el “bloqueo” de Cataluña y ha señalado que lo que es “posible” es la reforma constitucional, ya que “es mejor un acuerdo que una ruptura de la sociedad catalana en dos”.

Rufián ha enumerado las fechas concretas de las ocasiones en que los partidos catalanes han pedido en las Cortes poder hacer un referéndum y ha sido rechazado, y ha advertido de que para cambiar la Constitución se requiere “dos tercios del Congreso y Senado, una derecha democrática que no tenemos y una izquierda valiente que no tenemos”.

Domènech ha considerado que su formación puede obtener buenos resultados “por las confluencias con los cambios producidos en el País Valenciano y con las Islas Baleares”, y ha matizado que “no hace falta reformar la Constitución, la ley orgánica de referéndums permite convocar” el referendo que propone su candidatura.

Fernández Díaz ha pedido “volver al seny” y ha lamentado que los soberanistas protagonizan un “debate de política ficción”, ya que “la Unió Europea no va así” y “no le gustan este tipo de nacionalismos”.

Homs ha acusado al Gobierno del PP de ser “el campeón del 'no'” y de incumplir las leyes, incluido el plazo ya agotado para renovar el sistema de financiación.

Girauta, en un rifirrafe con Rufián, ha advertido de que no se puede “mentir” y ha acusado a los independentistas de “querer estrellar a Cataluña contra un muro”.

“Fuera de la ley hay la barbarie”, ha sentenciado el candidato de C's por Barcelona, lo que Rufián ha señalado como una falta de respeto a los independentistas.

La cabeza de lista del PSC al Congreso ha chocado asimismo con varios candidatos que la han acusado de haber agilizado los desahucios cuando fue ministra de Vivienda, a los que ha acusado de no decir la verdad.

Domènech ha lanzado el primer dardo contra Chacón, por haber “agilizado” los desahucios cuando era ministra de Vivienda: “Tienen un problema de credibilidad”, le ha espetado a la candidata.

Inmediatamente Chacón ha pedido la palabra para expresar su indignación y recalcar que la acusación era “falsa”, porque cuando fue ministra de Vivienda, entre 2007 y 2008, no aprobó “ni una sola ley” en este sentido.

Chacón, que venía preparada para hacer frente a este argumento, incluso le ha entregado a Domènech un pliego con todas las leyes que se aprobaron bajo su mandato y ha resaltado que ninguna se refería a la agilización de los desahucios.

En el apartado de corrupción, los candidatos se han reprochado los diversos casos que afectan a sus partidos.

Domènech ha propugnado prohibir las amnistías fiscales, y penar las puertas giratorias, mientras que Duran Lleida ha advertido que “la corrupción va ligada a la naturaleza humana”, pero ha pedido “aumentar las penas” contra los corruptos. EFE

rp/ce/ics