Compartir

Barcelona, 15 dic (EFE).- Un nuevo robo de 360 metros de cable de cobre en Mollet del Vallès (Barcelona), que ha dañado el sistema de señalización y ha causado importantes daños en infraestructuras de Adif, ha afectado la circulación de 200 trenes y a más de 60.000 pasajeros, que han llegado tarde a sus destinos.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, se ha desplazado esta tarde a Barcelona, donde ha pedido disculpas y ha anunciado que mañana las tres líneas de Rodalies afectadas -la R2 norte, la R8 y la R11- funcionarán, pero con la mitad de frecuencia de paso, por lo que el servicio se reforzará con autobuses.

La incidencia, que seguirá afectando varios días más, la ha causado “el robo de una cantidad muy importante de cobre, de 360 metros”, que ha afectado al sistema de señalización automática y a la base electrónica de comunicación de las vías.

A las 02:15 horas de hoy, técnicos del Control de Tráfico Centralizado (CTC) de Barcelona han detectado la desconexión de las subestaciones eléctricas de Mollet y Sant Cugat del Vallès, falta de tensión por una vía entre Rubí y Mollet-Sant Fost de Campsentelles y afectaciones a las comunicaciones y control de tráfico en los tramos entre las estaciones de Cerdanyola UAB y Mollet, y ésta y La Llagosta.

Los técnicos de Adif desplazados al lugar han detectado no sólo el robo de 360 metros de un cable del sistema de electrificación, sino que uno de los cables de alta tensión había hecho contacto con otros conductores eléctricos de baja tensión de los sistemas de señalización, de gestión del tráfico e instalaciones de seguridad, provocando varios incendios y graves daños en diferentes puntos de estos tramos.

Según los técnicos de Adif, se han visto afectados cuatro enclaves de sistemas de gestión de todos los dispositivos de tráfico en estaciones o bifurcaciones.

Además se han producido daños en el cableado de comunicaciones, instalaciones de seguridad, sistemas de señalización y los sistemas informáticos que regulan la circulación de trenes a nivel local en estaciones y trayectos entre La Llagosta, Cerdanyola Universitat y Mollet-Sant Fost .

Las líneas afectadas, según las fuentes, han sido la R-2, R-2 norte, y la R-11, en las que se han producido retrasos de unos 30 minutos de media y de hasta una hora.

También se ha visto afectada la R-8 (Martorell-Granollers Centre por Cerdanyola UAB), donde sólo se presta servicio entre Martorell y Cerdanyola Universitat y donde se han dispuesto autocares para hacer el recorrido.

La Generalitat ha pedido hoy explicaciones al Ministerio de Fomento y a Renfe por el “caos ferroviario”, según ha dicho la vicepresidenta y portavoz del Govern en funciones, Neus Munté, que ha pedido que se reprogramen los horarios de los trenes afectados y se facilite a los usuarios “información puntual en las estaciones”.

Al mismo tiempo, la Generalitat ha reforzado las líneas de autobús interurbanas que circulan por los tramos afectados por la incidencia registrada en Rodalies para intentar paliar sus efectos y atender la demanda extra de usuarios que se produzca en los próximos días.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha abierto una actuación de oficio para pedir información sobre los reiterados problemas ferroviarios por los constantes robos de cable de cobre y ha considerado “difícil de justificar” la falta de actuación “suficiente” ante la recurrencia de los hurtos.

Según ha informado el defensor de la ciudadanía de Cataluña, se ha dirigido por carta al Departamento de Territorio y Sostenibilidad para preguntar qué medidas tomará para intentar solucionar este problema recurrente y conocer las explicaciones que le han dado tanto Renfe como Adif.

Asimismo, el Síndic también se ha dirigido al Departamento de Interior y a la Delegación del Gobierno en Cataluña para pedir información sobre las medidas policiales que han tomado en los últimos tiempos para evitar estos robos, y sobre los mecanismos de coordinación existentes entre la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra para trabajar conjuntamente en este problema. EFE

fjn/rq/jla