Compartir

Washington, 15 dic (EFE).- El índice de precios al Consumo (IPC) de Estados Unidos se mantuvo estable en noviembre tras haber crecido un 0,2 % el mes anterior, con lo que la inflación interanual quedó en un 0,5 %, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El mes pasado los precios de la energía cayeron un 1,3 %, fundamentalmente por el descenso del costo de la gasolina, y los de los alimentos disminuyeron un 0,1 %, en su primera bajada desde marzo.

El porcentaje interanual del 0,5 % en el que terminó noviembre indica que se mantiene una inflación baja, pero ese incremento ha sido el mayor registrado desde diciembre de 2014.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente aumentó en noviembre un 0,2 % y la interanual quedó en un 2 %, según el informe.

La persistencia de una inflación baja preocupa a la Reserva Federal (Fed) de EEUU, que no obstante cree que se debe a fenómenos “transitorios”, como la caída de los precios de la energía en el mundo y la fortaleza del dólar.

La Fed inicia hoy su última reunión del año, en la que evaluará si se inicia la subida de los tipos de interés de referencia, que se mantienen entre el 0 % y el 0,25 % desde finales de 2008.

Los mercados apuntan a que hay más de un 70 % de posibilidades de que sea en esta reunión cuando el banco central estadounidense decida iniciar el ajuste monetario en Estados Unidos, dada la consolidación de la recuperación económica del país. EFE