Compartir

Barcelona, 10 dic (EFE).- El cabeza de lista de Unió al Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha emplazado hoy al presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, a aclarar qué precio está dispuesto a pagar a la CUP para que apoye su investidura.

En un almuerzo-coloquio dentro del ciclo de Barcelona Tribuna, organizado por el diario La Vanguardia, la Asociación Española de Directivos y la Societat Amics del País, Duran ha denunciado que más de dos meses después de las elecciones del 27 de septiembre el Govern siga estando en funciones, a la espera de saber si las negociaciones entre Junts pel Sí (JxS) y la CUP cristalizarán o no en un acuerdo.

“Falta liderazgo e información”, se ha quejado Duran, que ha recalcado que Mas “tiene la obligación de explicar qué condiciones impone la CUP” para hacer posible su investidura.

Duran ha reclamado a Mas que aclare si está dispuesto a asumir un “plan social que dé la vuelta, como a un calcetín, a las prioridades presupuestarias” que hasta ahora ha tenido el Govern: “¿Haremos lo contrario de lo que hemos hecho?”, se ha preguntado el candidato democristiano, que ha puesto en duda que haya “dinero” para dar cumplimiento a las medidas sociales que exige la CUP.

“Si hemos de ir de la mano de la CUP, esto no va a ninguna parte”, ha advertido Duran, que se siente “a años luz” de la izquierda anticapitalista, aunque reconoce su “coherencia”.

En caso de existir todavía la federación de CiU, a su juicio, “nunca habríamos hablado para pactar con la CUP”. “Gobernar con la CUP es fatal para el país. Avanzar elecciones, también”, ha afirmado Duran, convencido de que “en marzo o en otoño” habrá nuevos comicios en Cataluña porque aunque JxS y la izquierda anticapitalista lleguen ahora a un acuerdo, la legislatura “no aguantará”.

Tras constatar que CDC y la CUP defienden “modelos antagónicos”, ha invitado a Mas a “buscar acuerdos alternativos”, preferentemente con el PSC, aunque eso implique “hacer un receso en el proceso” soberanista, porque “la primera obligación de un político es garantizar la estabilidad”.

Duran ha asegurado que sigue sintiendo “aprecio” y “afecto” hacia Mas, aunque “se está equivocando” a la hora de gestionar el futuro de un país que ahora “está en colapso, atrapado”.

“La inestabilidad y la ingobernabilidad es la antesala de la decadencia de un país. Esto lo sufriremos durante mucho tiempo”, ha alertado.

En su intervención en el almuerzo, en el que ha compartido mesa con el exdirigente de CDC y ponente de la Constitución Miquel Roca y el expresidente de la Generalitat José Montilla, Duran ha destacado la “importancia que el catalanismo político tuvo en la Transición”.

En este “momento histórico”, ha dicho, “el catalanismo político de centro y moderado debe estar presente” en los trabajos que se puedan iniciar para reformar el sistema político español.

El candidato de Unió se ha mostrado partidario de “revisar” la Constitución, pero no de “abrirla en canal”, porque “podría acabar mal”.

En su opinión, el independentismo, a pesar de no tener una “mayoría social” suficiente, ha “menospreciado” la fuerza del Estado y se ha marcado “grandes metas” sin calcular los “costes”, así que al término del proceso “podríamos acabar peor de lo que estamos”.

La ruptura de CiU ha sido “letal para Cataluña y para España”, ha reflexionado Duran, que ha reconocido que si el 20D no obtiene escaño en el Congreso representará un “fracaso”.

Sobre el compromiso del candidato de Podemos a la Moncloa, Pablo Iglesias, de convocar un referéndum en Cataluña si es presidente del Gobierno, ha confesado que le “gusta” que haya un aspirante en España que asuma este reto.

No obstante, ha subrayado que “más allá del referéndum” hay que plantear “una solución” para el día siguiente de la votación. EFE