Compartir

Madrid, 9 dic (EFE).- El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha dedicado la sexta jornada de campaña a exigir un plan de la Administración que combata “con la radicalidad que se merece” la violencia de género y no haya que condenar casi a diario, como hoy mismo, el asesinato de mujeres.

Un plan que dirigentes y miembros de las listas de IU han expuesto hoy en un acto dedicado a la igualdad y al feminismo celebrado en la sala Ecooo del barrio de Lavapiés, donde Garzón ha aprovechado para atacar a Ciudadanos por plantear en su programa electoral la eliminación de las penas específicas por violencia de género, una iniciativa “absolutamente reaccionaria” y “aberrante”.

Después del asesinato de otra mujer, esta vez en Lebrija (Sevilla), a manos de su expareja, el candidato de IU se ha reafirmado en la necesidad de apoyar medidas de “discriminación positiva” para favorecer la igualdad.

Porque no solo es la violencia machista la que “maltrata” a las mujeres, ha advertido, también la sexual, la económica, la salarial y la psicológica, aspectos que cree que deben estar igualmente incluidos en la Ley de Violencia de Género.

Y de la misma manera, ha dicho, hay que “caminar hacia una educación en igualdad” y proscribir la cultura del “patriarcado”, ha subrayado el candidato.

De estas cuestiones se ha hablado hoy en este foro sobre feminismo, una de las “banderas” de IU, al que han asistido, entre otros, la portavoz de la formación en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, quien ha advertido, entre otras cosas, de la “brecha salarial” superior al 20 por ciento que existe entre mujeres y hombres o de la diferencia de diez puntos que hay en la tasa de desempleo.

A la vista de esta desigualdad constatada, ha señalado Albiol, el feminismo tiene que ser “el eje vertebrador” de todas las políticas, y una de las medidas inmediatas que ha propuesto es la recuperación del Ministerio de Igualdad, que “fue lo primero que se cargaron en la crisis”.

También hoy, a punto de cruzar el ecuador de la campaña y cuando todos los partidos están pidiendo el voto útil a los ciudadanos, Alberto Garzón ha defendido que el voto “más útil” es el que apoya a un partido del que conoce lo que va a votar y con quién puede pactar acuerdos después del 20 de diciembre.

Ese es el caso de Izquierda Unida, y no del resto de aspirantes, ha recalcado, que “andan cambiando cada semana sus principios”, como, por ejemplo, Podemos y el PSOE, que en los últimos meses “están haciendo un ejercicio de moderación de sus propuestas” para dirigirse al centro”.

Han dejado de lado los postulados de la izquierda, ha denunciado, para entrar en un “juego tacticista”, como también están haciendo PP y Ciudadanos, ha señalado.

Garzón se ha dejado la tarde libre para preparar el debate “a nueve” en Televisión Española, el único al que ha sido invitado el candidato de IU durante esta campaña, un ninguneo que le enfada mucho no tanto por Izquierda Unida, ha señalado, sino porque se está impidiendo que la ciudadanía conozca todas las posibilidades que existen para poder “informarse adecuadamente antes de votar”.

Por igual motivo, ha criticado a los principales candidatos por no acudir al debate de TVE para confrontar sus ideas y permitir que los votantes puedan comparar los distintos proyectos.

Mañana, el candidato volverá a pasar todo el día en Madrid, la principal plaza electoral de Izquierda Unida, donde en las elecciones de 2011 obtuvo el 8,04 por ciento de los sufragios (tres escaños). EFE

alr/emc