sábado, 26 septiembre 2020 20:43

Eurozona no descarta afinar fondo privatización griego tras recapitalización

Bruselas, 7 dic (EFE).- El Eurogrupo se mostró hoy satisfecho con el proceso de recapitalización de la banca sistémica griega por menos de 5.500 millones de euros de los 25.000 millones inicialmente previstos por la eurozona, y no descartó la posibilidad de ajustar las condiciones asociadas al futuro fondo heleno de privatizaciones. De los cuatro bancos importantes, solo el Piraeus y el Banco Nacional han requerido ayuda pública a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el primero el día 1 con 2.720 millones de euros y el segundo mañana mismo por 2.710 millones.

En principio la eurozona había asumido unos costes de recapitalización o liquidación de la banca de hasta 25.000 millones de euros, para lo que depositó en una cuenta segregada en el MEDE los primeros 10.000 millones de euros.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, calificó de “alentador” el hecho de que solo dos entidades hayan necesitado ayuda pública para sanearse, y recordó que en los próximos días se llevará a cabo el ejercicio de recapitalización de la banca helena más pequeña.

También destacó que las proyecciones para el PIB griego para este año y el próximo son mejores de lo previsto en agosto, y recordó que el fin de semana pasado Atenas aprobó el presupuesto para 2016 con los objetivos fiscales acordados el pasado verano.

Moscovici anunció que las instituciones acreedoras “estarán esta semana en Atenas para ver cómo alcanzar estos objetivos”.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, por su parte, explicó que los planes para el diseño del fondo de privatizaciones de Grecia deben estar “sobre la mesa a mediados de diciembre”.

Atenas y sus socios acordaron que ese fondo debería arrojar unos ingresos de 50.000 millones de euros al vender activos en el marcado, de los que 25.000 serían empleados para devolver la ayuda para la recapitalización de la banca, entre otras condiciones.

Preguntado sobre si ahora que los costes serán menores se reducirán también las exigencias de ingresos al fondo, Dijsselbloem explicó que ese debate formará parte del diseño que se debe hacer ahora.

“Las cifras han cambiado, pero es demasiado pronto para decir qué ingresos habrá una vez la banca esté plenamente privatizada”, dijo.

“Si la participación privada es mayor se reduce lógicamente la pública”, añadió, por lo que “es uno de los temas que tendremos que mirar cuando se diseñe el plan” del fondo, indicó.

De momento, tanto Dijsselbloem como Moscocivi señalaron que la prioridad es que Grecia implemente antes del día 11 la segunda ronda de medidas previas acordadas a finales de noviembre, de manera que Atenas pueda recibir otro subtramo de 1.000 millones de euros.

“Así nos podremos centrar en algunas de las importantes reformas fiscales y estructurales que aún están abiertas y necesitan ser finalizadas como parte de la primera revisión del programa a principios del próximo año”, recalcó el presidente del Eurogrupo.

“La prioridad real ahora es el segundo paquete de medidas previas que debe ser adoptado a finales de la semana”, señaló también el comisario europeo, quien dijo que la intención es tener todo lo que forma parte de la primera revisión del rescate acordado en enero.

“Hay algunas decisiones difíciles que tomar en materia de pensiones y estrategia presupuestaria, pero Grecia este año ha demostrado que puede tomar decisiones difíciles y necesarias en el interés del país”, recalcó Moscovici.

Dijsselbloem por su parte señaló que como la reforma de las pensiones forma parte de la primera revisión, Atenas “tiene todavía un poco de tiempo para ponerla sobre la mesa y abordarla con las instituciones, pero consideró útil que el Gobierno busque un “amplio apoyo” en el Parlamento heleno a las medidas.

El Eurogrupo también recibió hoy por primera vez al ministro portugués de Finanzas, Mário Centeno, quien prometió a sus homólogos que entregará el proyecto presupuestario para 2016 cuanto antes, probablemente a principios de enero, para que la Comisión Europea (CE) lo pueda analizar y posteriormente ver el Eurogrupo en febrero.

Moscovici saludó el “compromiso” del nuevo Gobierno de Portugal de “respetar” las reglas fiscales de la eurozona para reducir así su déficit este año por debajo del 3 % del PIB.

Por último, el Eurogrupo evaluó la última supervisión posterior al rescate irlandés, y Dijsselbloem recalcó la “impresionante evolución” de ese país en materia fiscal y financiera.EFE

cae/mlg

(foto)(audio)(vídeo)