Compartir

El presidente de Francia, François Hollande, ha achacado los enfrentamientos a “elementos agitadores” que “nada tienen que ver” con las reivindicaciones medioambientales que acompañan el inicio de la Conferencia por el Clima de Naciones Unidas.

 “Por eso estas manifestaciones no estaban autorizadas. Sabíamos que había elementos agitadores que no tienen nada que ver con los defensores del medio ambiente (…). Están únicamente para crear incidentes”, ha declarado Hollande a la prensa en Bruselas, a su salida de la cumbre UE-Turquía. 

También el primer ministro francés, Manuel Valls, ha censurado las manifestaciones en una breve declaración a través de las redes sociales. “La violencia contra las fuerzas del orden en la plaza de la República son indignas. Respetar ese lugar es respetar la memoria de las víctimas”, ha defendido.