Compartir

A la hora de depositar nuestros ahorros y obtener cierta rentabilidad a cambio, son muchas las preguntas a tener en cuenta antes de decantarnos por una opción, sobre todo cuando se trata de personas sin conocimientos previos en este campo.

Dos de los productos más populares son los clásicos depósitos bancarios y los fondos de inversión. Ambas carteras ofrecen una rentabilidad desigual, por lo que no están dirigidos al mismo tipo de cliente. A simples rasgos, podría decirse que el riesgo sobre los depósitos es mínimo -ya que hasta 100.000 euros están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos-, mientras que sobre los fondos de inversión se refleja un riesgo moderado. Esta es una de las principales razones por las que ofrecen tipos distintos.

También ayuda a decantarse la disponibilidad del efectivo a rentabilizar. Mientras que los depósitos pueden variar desde tan solo unos meses hasta cinco años, los expertos recomiendan los fondos de inversión para un horizonte temporal de hasta tres años.

Ambos productos están disponibles en un amplio número de agentes. En cualquier caso, lo más importante es detenerse en las condiciones que ofertan y priorizar en la solvencia y seguridad de la entidad. Por ejemplo, Self Bank, cuenta con un ratio de solvencia del 35% y ofrece tanto fondos de inversión como depósitos a plazo fijo, con un 3% de TAE hasta un máximo de 15.000 euros durante los 3 primeros meses.

Bien es cierto que actualmente los depósitos gozan de menor protagonismo en el mercado, después de ser por norma general uno de los productos financieros estrella. Esto se debe, en parte, a la decisión del Banco Central Europeo de mantener los tipos de interés en el 0,5%. Mientras que se produce esta tendencia a la baja, los fondos de inversión han recuperado recientemente el protagonismo que habían perdido meses atrás.

Según datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), en octubre los fondos de inversión generaron una rentabilidad media del 2,37%, estableciendo una cota récord en la serie histórica nacional.