Compartir

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha sido contundente con sus palabras en una entrevista con el periódico alemán 'Süddeutsche Zeitung' sobre que “no podemos aceptar más refugiados en Europa, eso no es posible”. Con esto ha anunciado un control férreo en las fronteras exteriores de Europa para evitar que la gente diga “¡no más Europa!”

Valls ha advertido al resto de países europeos que si ellos no lo hacen, Francia lo hará con sus fronteras. “Todos los países deben actuar para proteger las fronteras de la UE”, ha espetado cuando la oposición le ha preguntado por una posible revisión del tratado de Schengen. 

Por otro lado, el primer ministro galo se ha referido a España para pedir ayuda en la lucha contra el Estado Islámico en Siria diciendo que “comprendemos que Rajoy espere a las elecciones generales para tomar una decisión, pero sin duda Francia está abierta a recibir ayuda”

De esta forma, Valls reabre el debate sobre los refugiados sirios después de los atentados de París que han dejado un total de 130 personas muertas, ya que cree que el ISIS está aprovechando el tráfico de personas para enviar a sus combatientes para que cometan acciones terroristas en suelo europeo.