Compartir

Se supone que los rebeldes sirios habían tiroteado hasta la muerte a los dos pilotos del avión militar ruso abatido. Pero al menos uno se salvó y está en manos de las fuerzas turcomanas en Siria, según ha informado la cadena de televisión CNN Turk, que cita fuentes locales.

El embajador ruso en Francia, Alexandre Orlov, lo explicaba así en una entrevista a la emisora francesa Europe 1: “Cuando el avión ha sido derribado, los dos pilotos se han eyectado del aparato”. Según el diplomático, uno de los pilotos, que estaba “herido”, ha sido apresado por “una facción salvaje ya en tierra, por los yihadistas”

El otro piloto, según el relato del embajador, “pudo escapar y según las últimas informaciones, ha sido rescatado por el Ejército sirio y debe llegar a la base aérea rusa”.

Por otra parte, el embajador ruso en París ha afirmado que “sigue siendo posible una coalición contra Estado Islámico” pese a la tensión generada entre Turquía y Rusia por el derribo del avión ruso, que según Ankara violó su espacio aéreo, algo que Moscú niega.

Orlov ha considerado que todavía es posible “constituir un estado mayor conjunto” que para planificar bombardeos “con Francia, Estados Unidos e incluso con los turcos si quieren”.