domingo, 27 septiembre 2020 4:53

Rajoy: “No permitiré que acaben con la democracia y el Estado de Derecho”

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha comparecido ante los medios este miércoles para anunciar el recurso de inconstitucionalidad contra la declaración del Parlament Rajoy y la suspensión de la misma, pidiendo una rectificación “a las personas que lo hicieron posible“. El presidente fue muy claro y habló de 'impugnación': “Comparezco ante ustedes para informarles que esta mañana hemos acordado en Consejo de Ministros la impugnación ante el TC de la resolución aprobada el lunes en el Parlament de Cataluña”

Para el Gobierno, la postura del Parlament es insostenible: “Lo hemos hecho porque la declaración propone una evidente insumisión a las instituciones del Estado y vulnera el orden constitucional vigente”. Y lo justificó con el aval de la Ley y el hecho de haber conseguido el aval institucional del Consejo de Estado:“Lo que les expreso no es un juicio de valor, es el criterio del máximo órgano consultivo del Estado”

Para el presidente, “algunos plantean vulnerar el estado de derecho, la soberanía del pueblo español no se puede dividir” con una declaración institucional del Parlament que, en su opinión, pretende “retroceder a otros tiempos que la España constitucional ha dejado definitivamente atrás” contempla Rajoy.

Para Rajoy, lo que ocurre en Cataluña es tan grave que se está renunciando a la democracia conculcando la Ley, con el objetivo claro de “renunciar a la democracia, quebrando la convivencia que nos ha unido durante siglos”.

Mariano Rajoy informó  que han pedido que el TC comunique la suspensión a los cargos electos catalanes bajo apercibimiento expreso de suspensión de sus funciones para “tratar de defender de un país”.

“Con este recurso defendemos los derechos de todos los españoles, pero especialmente de todos los catalanes” remachó el presidente del Gobierno.

Así las cosas, los cargos apercibidos serían la presidenta del Parlament, Carme Forcadell y el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, o en su caso a la persona que resulte nombrada tras la investidura; pero también a los miembros de la Mesa del Parlament y los del Consell de Govern de la Generalitat. 

En concreto, en el escrito que el Gobierno presentó este lunes ante el Consejo de Estado para su informe preceptivo ya pedía que el TC notifique a esas personas concretas -se las cita por nombre, apellido y cargo-, que dicha notificación se haga “bajo apercibimiento expreso de suspensión de sus funciones” -lo que de incumplirse daría lugar a acciones penales-.