Compartir

Los refugiados que huyen de la guerra para alcanzar el paraíso de Europa ya no solo tendrán que enfrentarse al desembolso económico a las mafias o a los peligros que entraña enfrentarse al mar con embarcaciones más que rudimentarias. Según ha denunciado la organización Human Rights Watch grupos de encapuchados están atacando a las embarcaciones que trasladan refugiados desde Turquía hasta Grecia, en el mar Egeo.

La ONG ha denunciado que estos ataques han sucedido en al menos ocho ocasiones, de acuerdo con los testimonios que han recogido estos últimos días.

Los ataques se perpetran desde lanchas rápidas y consisten en envites para romper el motor, pinchazos, tirar toda la gasolina del bote o incluso remolcar de vuelta a los refugiados hasta Turquía. HRW también ha denunciado que se han producido agresiones físicas contra los refugiados.

Las autoridades griegas han abierto investigaciones para aclarar los hechos.