Compartir

Una fuerte polémica se ha desatado en Francia después de la publicación de una imagen en la que se ve a un grupo de niños de unos 10 años con unos fusiles de asalto del Ejército durante una excursión o visita. La indignación es máxima y mucha gente ha criticado a las Fuerzas Armadas por permitir tal actividad.

Todo ocurrió cuando los alumnos escolares de la localidad de Flastroff, muy cercana a la frontera con Alemania, acudieron a unas jornadas del Ejército y posaron con las potentes armas. Tanto los educadores, como los miembros del Gobierno han protestado contra esta imagen que rápidamente se difundió en las redes sociales.

Por su parte, el ministro de Defensa del país ha anunciado que investigará los hechos y sancionará a los responsables. La publicación 'Le Quotidien' ha señalado que los profesores podrán también ser multados e inhabilitados.