Compartir

El número total de lanzamientos (desahucios) practicados entre abril y junio de este año fue de 18.739, solo diez menos que los contabilizados en el mismo periodo de 2014, aunque se redujo casi un 3% la cifra de los solicitados en los juzgados.

Según el informe sobre los efectos de la crisis económica en los órganos judiciales elaborada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), más de la mitad de los lanzamientos (que incluyen todo tipo de inmuebles, no solo viviendas), el 52,6 %, se derivó de procedimientos regulados en la Ley de Arrendamientos Urbanos; el 43,3 % de ejecuciones hipotecarias, y el 4,1 % de otras causas.

En este sentido, los datos ponen de manifiesto que los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias aumentaron un 2,7 % hasta junio, mientras que los acordados por impagos del alquiler descendieron un 1,2 % en términos interanuales.