Compartir

Imposible circular esta mañana en AVE en Cataluña: un robo de cable de cobre entre Vilafranca del Penedès y Gelida, en Barcelona, ha provocado la detención de todos los trenes de alta velocidad en la región. En concreto entre Figueres y Tarragona, lo que afecta a 20 trenes y más de 7.000 pasajeros.

Desde las siete de la mañana era imposible coger ningún tren que cubriera el trayecto entre Madrid y Barcelona.

Adif ha confirmado a la agencia EFE que sus técnicos se han movilizado para resolver cuanto antes esta incidencia. Además, Emergencias ha anunciado que ha activado el plan Ferrocat. 

Según ha informado en rueda de prensa el responsable de Renfe en Cataluña, Félix Martín, en estos momentos hay dos trenes parados, uno en Riells, al norte de Barcelona, con 150 pasajeros, y otro en Gelida, con 350 viajeros a bordo.

El corte de cable habría afectado principalmente a los sistema de gestión del tráfico y los trenes se habrían parado por seguridad.

Martín ha asegurado que la prioridad es dar atención a los viajeros y acercar los trenes a las estaciones más próximas, mientras están dedicando “todos los recursos disponibles” para solucionar el problema.