Compartir

Rato acudió con su abogado con su abogado a las instalaciones del instituto armado porque el pasado miércoles los investigadores de la Benemérita  que investigan su causa le entregasen una notificación para que acudiera a declarar. ¿Qué buscaba el juez? Al parecer, la  mayoría de las preguntas versaron sobre los pagos realizados a Rato por el empresario Alberto Portuondo Coll por un montante de 835.000 euros, una cantidad de dinero que se relaciona con comisiones pagadas al expolítico por las centrales de medios Zenith y Publicis por la adjudicación en 2011 de las campañas de publicidad de Bankia, entidad presidida por Rato.

¿Cuál fue la función del empresario Portuondo? El propietario de la sociedad Albisa ya ingresó en prisón hace un mes y medio, por que aquella empresa actuó como intermediaria en el supuesto soborno. Desde cuentas vinculadas a Albisa se ingresó tal cantidad de dinero separadamente en las cuentas de empresas ligadas a Rato a través de testaferros, como Kraadonara, radicada en el paraíso fiscal de la isla de Guernsey (Reino Unido).

El empresario ya contó en el juzgado en agosto que los pagos a Rato se hicieron en montantes de 40.000 euros al mes durante alrededor de dos años, como informa el diario El País. El empresario, detenido el pasado agosto cuando regresaba a México, país donde tiene su residencia, manifestó que los pagos eran la contrapartida por una serie de asesoramientos verbales que le hizo Rato, según fuentes de la investigación. Un extremo que no ha sido probad en ningún momento.

Hay que recordar que, además, en esta causa está imputado también un abogado de Sotogrande (Cádiz) del que se sospecha que es quien asesoró a Rodrigo Rato para formar el entramado societario en el que el ex vicepresidente llegó a cobrar algo más de seis millones de euros provenientes del extranjero desde 2006 ya hasta el pasado año.