Compartir

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha vuelto a difundir un número de Dabiq, su revista propagandística electrónica que está elaborada en inglés. Para esta última entrega los yihadistas han recurrido al éxodo de civiles sirios a Europa en busca de refugio. Pues bien, como ttodo el mundo, ellos también han contado la desgracia de Aylan Kurdi, niño del Kurdistán sirio ahogado cuando trataba de llegar a Grecia y cuyo cuerpo fue encontrado en la costa turca. Pero hay algunas diferencias. Ellos buscan mostrar a sus seguidores “el riesgo de abandonar Darul Islam” -o el califato-. 

Para los yihadistas del EI buscar refugio en Europa es “un pecado peligroso”, según cuenta ABC, porque se puede perder la vida en el intento, pero también porque una vez que se llega “a la tierra de los cruzados” uno se expone a “las leyes del ateísmo y la indecencia”. Según el EI, en Occidente las familias de refugiados “viven bajo la amenaza constante de la fornicación, sodomía, drogas y alcohol” y abren las puertas para que las futuras generaciones abandonen el Islam para abrazar el cristianismo o el ateísmo.