Compartir

La compañía ferroviaria austriaca OeBB ha anunciado que la línea que conecta con Hungría queda suspendida al menos durante este jueves porque el país no puede gestionar con garantías el creciente flujo de inmigrantes que entran en su territorio.

Un portavoz de la compañía ha dicho que todavía es demasiado pronto para decir si se podrá reactivar el servicio de trenes el viernes. “Sería irresponsable dejar simplemente que las personas se agolparan y pasaran la noche en las estaciones ferroviarias”, ha indicado.

Por su parte, el operador ferroviario húngaro, MAV, ha comenzado a fletar trenes adicionales para llegar hasta la estación de Hegyeshalom, en la frontera con Austria, tras la decisión de la compañía ferroviaria de este país de suspender el servicio.