viernes, 18 septiembre 2020 19:59

Los municipios que se organizan para acoger refugiados en España

Después se tendrá que hablar del precio y la forma de afrontarlo desde los magros presupuestos de los municipios que ya han dado el sí en España a la acogida de refugiados. Pero sí. La solidaridad y las respuestas desde lo local, en España ya están encima de la mesa. La Red de Ciudades Refugio propuesta por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y a la que se sumó su homóloga en Madrid, Manuela Carmena, ha comenzado a extenderse con adhesiones de municipios de diverso tamaño y ofrecimientos también a nivel autonómico. 

No han sido pocos los ayuntamientos que se han sumado  a esta red solidaria. En Madrid, el consistorio ha anunciado que destinará 10 millones de euros en un plan para acoger a los inmigrantes que incluye vivienda, integración y apoyo psicológico y legal.

Y si en principio se trataba de consistorios gobernados por las plataformas ciudadanas integradas generalmente por Podemos y otros grupos políticos llamados grupos por el cambio, como Ganemos o Guanyem, después, otros consistorios y organismos encabezadas por partidos de otras siglas han promovido un posicionamiento favorable a la creación de esta Red de ciudades acogedoras que además de dar exigen. ¿Qué piden? Exigen al Gobierno central mayor solidaridad y celeridad en la respuesta a la emergencia humanitaria. ¿Quiñen se quedará en evidencia?

Es el caso de los nueve ayuntamientos gobernados por el Partido Socialista de Euskadi que han anunciado su incorporación a la red, o el de Córdoba, encabezado por PSOE-IU, la primera ciudad andaluza en sumarse a una corriente que en la Comunidad ya integran también Huelva y Cádiz.

El secretario de Acción Política, Ciudadanía y Libertades del PSOE, Patxi López, ha afirmado que tanto las comunidades autónomas como los ayuntamientos socialistas están “dispuestos a ser solidarios y colaborar con el Gobierno en este asunto”, aunque ha matizado que “no se trata de entrar en una carrera para ver quién es más solidario” porque “es una cuestión de país”. Quieren que el Ejecutivo eleve la cifra de refugiados a acoger y reúna a comunidades y consistorios para articular la respuesta.

En Podemos se ha promovido que sus representantes en cámaras locales, autonómicas y nacionales apoyen este tipo de iniciativas municipales en favor de la acogida y promuevan el debate y aprobación de toda una batería de medidas entre las que figura instar al Gobierno a forzar que la Unión Europea deroge el protocolo que impide a los refugiados pedir protección en las embajadas de sus Estados miembros.

Por su parte, concejales de Izquierda Unida en municipios dispares como Segovia, Almería o Santa Cruz de Tenerife han presentado iniciativas en este sentido.

UNA OLA QUE CRECE

Desde que el viernes 28 de agosto el Ayuntamiento de Barcelona elevase su propuesta, otras ciudades catalanas han dado el mismo paso, como El Prat, Sabadell y Sant Feliu. Granollers, si bien no se ha adherido como tal, ha aprobado una declaración al respecto apostando por la acogida y la solidaridad.

Pamplona también está en la iniciativa, tal y como ha anunciado su alcalde, Joseba Asiron. Este jueves, el de la Comunidad Foral de Navarra ha sido el primero en ofrecerse públicamente para la acogida de refugiados, al anunciar que estudia con el ACNUR la posibilidad de que lleguen de forma directa refugiados desde Líbano u otros países limítrofes al conflicto sirio.

La Comunidad Valenciana ha aprobado una iniciativa similar pocas horas después, ofreciéndose para acoger refugiados. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, había ya mostrado su apoyo a la red de ciudades refugio, en espera de un pronunciamiento de la Generalitat.

En Asturias, el consejero de Presidencia ha explicado que “muy probablemente” en el próximo Consejo de Gobierno se abordará cómo utilizar parte de recursos de emergencia para contribuir a través del ACNUR, una posición similar a la adoptada por la Junta de Extremadura, que ha firmado ya un acuerdo con CEAR para mediante su agencia de cooperación, colaborar en la atención a los refugiados que llegan a España.

El gobierno de Canarias ha anunciado su intención de acoger a los refugiados que sean necesarios a petición del Estado, que debe liderar “de forma rápida” la respuesta y en Baleares, el Ayuntamiento de Palma de Mallorca se ha aherido a la red de ciudades refugio.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado que Galicia está “en disposición” de acoger hasta 300 refugiados sirios “sin ningún inconveniente”, cifra que podría ampliarse dado que ya varias familias y grupo sociales de la comunidad autónoma han mostrado su interés por prestar refugio. Municipios como el de Lalín ya han comunicado que cederán espacios públicos.

Además, el alcalde de A Coruña, ha anunciado que movilizará sus recursos institucionales y sociales para ofrecerse como “ciudad refugio” y acoger a refugiados sirios.

El Gobierno Vasco, por su parte, ha creado grupo de trabajo ante la crisis de refugiados, que está en contacto con diputaciones, capitales vascas y Eudel. Además de los nueve ayuntamientos socialistas, el de San Sebastían (PNV y PSE-EE) ha mostrado disposición a colaborar, aunque con la perspectiva de un red vasca de acogida. Igualmente, la Diputación foral de Guipúzcoa ha anunciado que ofrecerá una respuesta “conjunta, coordinada e integral” ante la posible llegada “masiva” de refugiados de Siria al territorio histórico.

En Castilla y León, la Junta está abierta a participar en la acogida “en la medida que fuera necesaria”, aunque se centra en reclamar una postura común europea.  

En Zaragoza, el Ayuntamiento está dispuesto a integrar la red, pero esperan a conocer cómo se va a articular la acogida de refugiados desde el Gobierno central. Las marchas por la Dignidad reclaman que todo Aragón se declare comunidad de acogida.