Compartir

Una cifra récord: 333.107 despedidos en un solo día. Un lunes de finiquito y a pensar en cuál será la siguiente parada. Dónde se encontrará el siguiente trabajo. Según los datos del Ministerio de Empleo, en ese día 333.107 personas fueron despedidas. En la mayoría de los casos por que expiraba su contrato, uno ligado estacionalmente al turismo, casi inevitablemente. Hay que tener en cuenta que, además, se dieron de alta a la Seguridad Social 135.783, así es que con estas cifras y una resta, según publica el diario El Mundo, la variación neta de afiliados fue negativa en 197.324 trabajadores en ese último día.

No hay precedentes de un día con tantos despidos en España. Ni siquiera en los peores tiempos de una crisis que muchos expertos creen que empieza a amainar. En esos meses, el goteo negativo era constante, pero nunca coincidieron tantos finiquitos. Ni siquiera se había producido en un mes de agosto, en que habitualmente se destruyen puestos por el inicio del fin de la temporada de verano. Así, en el último día del peor agosto de la crisis, en 2008, salieron del mercado 74.462 personas. 

Y eso cuando la macroeconomía dice que estamos creciendo a tasas anuales del 3%. ¿Qué está pasando? Los contratos precarios siguen predominando en la creación de empleo y persiste la falta de confianza de los empresarios sobre la salida de la crisis. Además, nuestro país no encuentra un modelo económico y un sector clave que ofrezca empleo estable a los trabajadores al margen de la industria turística. 

Pero aún así, es sorprendente los abultado de las cifras. El Ejecutivo asegura que tiene mucho que ver el hecho de que los españoles empezamos a ver la salida del túnel de la crisis y tenemos más confianza en encontrar un empleo pronto. Y es por eso que nos apuntamos más al paro