Compartir

El Ministerio de Sanidad  prevé una asistencia completa, similar a la que reciben los ciudadanos con tarjeta sanitaria, aunque sin ella y, a cambio, expender otro tipo de documento acreditativo, una tarjeta específica a la que tendrán derecho solo los inmigrantes irregulares con empadronamiento demostrable en España durante los últimos seis meses y que se hayan identificado en un registro centralizado en el propio Ministerio. Ese es el plan único en toda España para la atención médica a estas personas que, según el diario ABC, será propuesto hoy por el gobierno a la comunidades autónomas.

El documento permitirá acceder a la atención primaria y a la especializada. Además, se facilita el acceso a medicamentos con un copago del 40 por ciento. Este documento que daría acceso a la atención sanitaria solo sería válido en territorio nacional y no generaría derechos de asistencia en otros países de la Unión Europea con cargo a España.

La idea es que cada comunidad expida su documento acreditativo y se haga cargo de los cuidados de sus residentes. En caso de desplazamiento dentro del territorio español, será la comunidad que expida el documento quien se haga cargo de la factura.

Con esa propuesta del Ejecutivo central se abrirá la Comisión de Prestaciones del Consejo Interterritorial de Salud, en la que las comunidades pondrán condiciones y recogerán una propuesta inicial que llevar a buen puerto. Tras esta cita, los Gobiernos regionales tendrán un tiempo para hacer alegaciones y refrendar un acuerdo.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, pidió ayer voluntad para llegar a un acuerdo. “Espero disposición de las comunidades para acordar, hacer las cosas juntos y hacerlo bien. No es tan importante que mañana (por hoy) se llegue a un acuerdo, pero sí que haya disposición para alcanzar un acuerdo”, dijo Alonso en los pasillos del Congreso. 

Hay que recordar que desde 2012, con la última reforma sanitaria, se retiró la tarjeta sanitaria a todos los inmigrantes en situación irregular. Se pasó de una asistencia completa a una atención limitada a las Urgencias de los hospitales, salvo para los menores de edad y embarazadas que mantuvieron la cobertura médica total.