Compartir

Una cámara de seguridad situada en este cruce del norte de California, en Estados Unidos, ha grabado la intervención providencial de un heroico policía que rescata a un hombre borracho justo en el momento en el que iba a ser arrollado por un tren a toda velocidad.

Al parecer el hombre, que conducía en estado de embriaguez, se quedó atrapado en las vías. El policía tiene que arrastrarle a pulso porque no camina. El coche queda destrozado tan solo unos segundos después.