Compartir

Juan Carlos Gracia Suso, alcalde popular de Alcañiz, ha sido sorprendido conduciendo a 211 kilómetros por hora en una vía con velocidad limitada a 100 kilómetros por hora.

El regidor del municipio turolense fue cazado por la Guardia Civil en el kilómetro 622 de la carretera N-411 cuando conducía en un viaje personal a Teruel.

El juez le ha imputado un delito contra la seguridad vial, que implica una retirada del carné de conducir de uno a cuatro años y una pena de cárcel de tres a seis meses, que no cumplirá ya que no tiene antecedentes penales.

Los medios locales aseguran que el juez podría establecer que Gracia Suso realice servicios en beneficio de la comunidad o que afronte el pago de una multa. El juicio rápido se celebrará el próximo martes.

EL ALCALDE SE DISCULPA

Tras este suceso, el alcalde ha pedido disculpas públicamente por su comportamiento. “Nuestras responsabilidades públicas al servicio de la ciudadanía nos exigen un comportamiento ejemplar en todos los órdenes de la vida y es lógico que se nos demande a los servidores públicos que evitemos cometer infracciones como la que he incurrido esta mañana, ha afirmado Gracia Suso.

Por ello, “reitero mis disculpas a todos los ciudadanos de la provincia que se hayan podido sentir decepcionados con este comportamiento”, ha indicado, para asegurar que “me siento muy arrepentido por ello y asumiré la sanción que corresponda”.