Compartir

Donald Trump ha estado en boca de todos desde que hiciera las polémicas declaraciones racistas de los inmigrantes mexicanos, de las cuales no se arrepintió. Pero esta vez ha ido otro paso más lejos y ha pasado de la xenofobia a rozar la misoginia con un retuit muy machista y ofensivo hacia la candidata demócrata Hillary Clinton.

“Si no puede satisfacer a su marido qué le hace pensar que puede satisfacer a los americanos”, retuiteó su equipo en su cuenta de Twitter. Al parecer, han explicado que solamente han recogido la opinión que tienen los americanos sobre la relación de Hillary con su marido, el ex presidente Bill Clinton, aunque se pone en duda que sean la mayoría.

Probablemente este tuit que ha sido publicado presuntamente por alguien de sus trabajadores no haya sentado del todo bien a Trump porque lo mandó borrarlo de su timeline. Ocurrió el pasado mes de abril, pero salta ahora precisamente porque el candidato republicano ha escalado bastantes puestos en la carrera a la Casa Blanca.

El polémico político ya atacó otra vez a Clinton diciendo que “fue la peor Secretaria de Estado de la historia de Estados Unidos. Nunca ha habido una Secretaria de Estado tan mala como Hillary. El mundo explotó a nuestro alrededor. Perdimos todo, incluyendo todas las relaciones. No hubo ni una cosa buena de esa administración, ni de ella siendo Secretaria de Estado”.

Esta vez ha tocado el tema de la infidelidad de su marido con Mónica Lewinsky, un tema muy controvertido e íntimo que nada tiene que ver con la política.