Compartir

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes que, si llega a La Moncloa, pondrá en marcha un “ingreso mínimo vital” y multiplicará por seis los recursos destinados a paliar la pobreza, hasta alcanzar los 6.000 millones de euros al año.

Durante la inauguración de un Foro de Igualdad y Oportunidades en Mérida, en el que ha participado también el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el líder de los socialistas se ha comprometido a poner en marcha una prestación no contributiva de la seguridad social que “proporcione unos ingresos mínimos para personas en situación de pobreza, que refuerce y extienda las prestaciones por hijos a cargo para eliminar la pobreza infantil”.

Sánchez, que ha bautizado esta ayuda como “ingreso mínimo vital”, ha subrayado que, para los socialistas, la desigualdad social no es algo “natural e inevitable” y ha defendido que es cuestión de “justicia” combatir la pobreza.

Por ello, ha explicado que, si llega a la Presidencia del Gobierno, comprometerá un grueso importante de inversión presupuestaria a la lucha contra la pobreza, en el “presupuesto rectificativo” que aprobará al que pretende aprobar el Gobierno de Mariano Rajoy.

LA RENTA BÁSICA PARA TODOS ES “INVIABLE”

Pero esta propuesta del PSOE no será una renta básica universal que garantice unos ingresos a todos como un “derecho de ciudadanía”, una idea que Sánchez admite que es “sugerente” en el ámbito de la teoría, pero “inviable” en su “plasmación actual” a unos presupuestos que cumplan con los requisitos “aceptados como Partido Socialista Europeista”.

Según el líder del PSOE, en lugar de un “ingreso incondicionado” que genera “bastante rechazo desde el punto de vista social”, es más “útil” y positivo un ingreso mínimo vital, “asociado a un estado claro de necesidad y condicionado a que los beneficiarios se comprometan a aprovechar las medidas de apoyo a salir cuanto antes de esa situación de pobreza en la que se encuentran”.

“Todo ello vinculado a las políticas sociales ya en marcha, en coordinación con el resto de políticas existentes como el subsidio al desempleo, las rentas mínimas de inserción que tienen algunas comunidades autónomas, incluyendo también la elaboración de itinerarios de formación y de actividad laboral, ha explicado Sánchez.

ACABAR CON LA POBREZA INFANTIL EN “CUATRO AÑOS”

Sánchez ha destacado que, “como presidente del Gobierno”, su compromiso será “acabar con la pobreza infantil en cuatro años”, porque “salvar a las personas y a los niños con dificultades severas es, al menos, tan importante o más para nuestra sociedad que salvar a las entidades financieras”.

Durante su intervención, Pedro Sánchez ha aludido a algunos datos sobre las tasas de pobreza, ante las que la sociedad no se debe acostumbrar, ha dicho, ya que la pobreza “no es un concepto abstracto”.

En su opinión, si se analizan los orígenes de la pobreza actual, la crisis internacional “puede ayudar a explicar en parte la intensidad del problema” pero también las políticas de austeridad que han sido “equivocadas” tanto en la Unión Europea como en España.

Así, ha apuntado que antes de la crisis ya existían pobres, un fenómeno que se ha ido extendiendo en los últimos años sobre todo entre los jóvenes y las mujeres, por lo que ha considerado que “difícilmente” se podrá esperar que solo con la reactivación económica y la creación de empleo durante los próximos años se vaya a acabar con el “enorme” desafío de terminar con la pobreza.

De esta forma, Pedro Sánchez ha destacado que “solo a base de crecimientos” del Producto Interior Bruto como los previstos será “insuficiente y de largo darle una solución satisfactoria en un tiempo aceptable”.

“El socialismo siempre ha sido un proyecto para unir personas, para evitar discriminaciones, para corregir desigualdades, para combatir la explotación y no se trata solo de saber que luchamos por una sociedad más justa, no se trata de crecer en la justicia de nuestros valores, se trata también de saber convertir los valores en hechos, esos compromisos en realidades, y nosotros sabemos y lo hemos demostrado siempre que hemos gobernado”, ha indicado.