Compartir

El Parlamento de Grecia ha aprobado en la madrugada de este jueves el paquete de medidas de austeridad reclamadas por los acreedores a cambio de un tercer rescate, según ha informado el diario griego 'Kathimerini'.

La votación se ha saldado con 229 votos a favor de los 300 con los que cuenta el Parlamento, si bien 38 representantes del gubernamental SYRIZA se han abstenido o han votado en contra, entre ellos el exministro de Finanzas Yanis Varoufakis; el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis; el viceministro de Trabajo, Dimitris Stratoulis; y la presidenta del Parlamento, Zoe Constantopoulou.

La votación se ha celebrado después de un acalorado debate en el que decenas de parlamentarios del ala más izquierdista de SYRIZA se rebelaron contra el primer ministro, Alexis Tsipras, oponiéndose al paquete de medidas. Tsipras pidió antes de la votación que se aprobara el paquete de medidas, argumentando que no hay alternativa y subrayando que no está de acuerdo con las mismas. “No creemos en ello, pero estamos forzados a adoptarlo”, dijo el primer ministro griego antes de la votación.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona aplazaron al jueves su reunión por teleconferencia con el objetivo de “dar más tiempo a la negociación” sobre la ayuda inmediata que necesita Grecia para hacer frente a sus vencimientos más urgentes, y para la que Bruselas ha propuesto un crédito puente de 7.000 millones de euros.

Sobre la mesa, los ministros tienen pocas opciones para definir la financiación puente que necesita Atenas para poder hacer frente a los 7.000 millones de euros que debe pagar a diversos acreedores de aquí al 20 de julio, incluido un vencimiento de 3.500 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE).

El Gobierno heleno necesitará otros 5.000 millones de euros antes de mediados de agosto, según las estimaciones de la troika, que han calculado en entre 82.000 y 86.000 millones de euros las necesidades financieras del país hasta 2018.