Compartir

A toda velocidad. Así se ha resuelto el último encierro de estos Sanfermines 2015 con los míticos toros Miura en un encierro que ha durado apenas 2.05, de los más rápidos que se recuerdan.

El primer parte era de solo un traslado hospitalario por una contusión craneal. Lo cierto es los toros no han embestido en ningún momento, auqnue su velocidad sí ha ocasionado caídas y atropellos.

A pesar de la velocidad también se han podido ver bellas carreras en el cierre de estas fiestas, que este año no han dejado carreras demasiado accidentadas.

A pesar de ser el último encierro, se han visto menos corredores que en otras ocasiones.