Inicio Últimas Noticias

Aguantar en medio de la segunda ola de calor más larga de la historia

Compartir

Ya llevamos nueve días cocción hispánica, nueve días como nueve inmensos soles que, como hornos, nos mantienen al rojo en la segunda ola de calor más duradera de los últimos 40 años en nuestro país. Y es que sólo los 16 días del episodio que ocurrió entre el 30 de julio y el 14 de agosto de 2003, que afectó a 38 provincias, fue más duro y duradero.

Un estudio elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indica que, hasta este verano, España 'sufrió' 80 olas de calor desde 1975, 45 de ellas en la península, Baleares, Ceuta y Melilla y 35 en Canarias. Así, parece que las quejas por la canícula están más que justificadas. En lo que va de verano han entrado ya dos olas de calor. La primera duró cinco días en la península y Baleares, del 26 al 30 de junio, y la segunda comenzó el domingo 5 de julio y cumple este lunes su noveno día. Pero no será el último.

La del pasado mes de junio puso en alerta simultáneamente durante varias horas a 42 provincias y rompió varios récords históricos de temperaturas máximas y mínimas en junio en 14 ciudades, algunas de la cuales databan desde 1920.

Esa primera ola de calor también pulverizó récords máximos históricos en Santiago de Compostela (37,8ºC, valor inaudito desde 1944), el aeropuerto de Madrid (40ºC, desde 1945), Torrejón de Ardoz (40,4ºC, 1951), Ponferrada (38,7ºC, 1951), Almería (40,8ºC, 1968), Valladolid (39,2ºC, 1973), Ciudad Real (40,8ºC, 1970), Vitoria (37,7ºC, 1977), Colmenar Viejo (36ºC, 1978) y Toledo (42ºC, 1982), Huelva (40,7ºC, 1984) y Rota (39,6ºC, 1988), así como la noche más calurosa nunca registrada en Colmenar Viejo (25,1ºC, 1978).

La segunda ola de calor ha traído un nuevo récord de temperatura máxima en España en un día de julio desde 1995 teniendo en cuenta las estaciones principales de la Aemet, ya que los termómetros marcaron 45,2ºC el pasado día 6 en Córdoba, además de otros ocho valores históricos nunca antes alcanzados en julio, uno de ellos desde hace casi un siglo.