Compartir

37 personas habrían muerto y 6 habrían resultado heridas de diversa consideración, según el primer balance provisional, por un ataque contra dos hoteles de la localidad turística de Túnez, El Kantaoui, en el sur del país, según informa la agencia Reuters.

El atentado se ha producido al mismo tiempo que el de una fábrica de químicos en Francia, en el que ha muerto una persona decapitada, y el de una Mezquita de Kuwait, ambos reivindicados por el Estado Islámico. 

Al menos uno de los dos hoteles, el Imperial Marhaba, de cinco estrellas, pertenece a la cadena española Riu, según ha confirmado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en comparecencia de prensa. El otro hotel sería el vecino Muradi Palm Marinay.

Al parecer, hombres armados han irrumpido en el hotel Imperial Marhaba por la playa armados con Kalashnikov escondidas en unas sombrillas y han comenzado a disparar a turistas, de diversas nacionalidades, entre las que se encuentran británicos, alemanes y belgas. Entre los muertos está uno de los asaltantes, mientras que el otro ha sido capturado por las autoridades.

La cadena española de hoteles Riu ha confirmado que no tiene constancia de que hubiera españoles alojados. Por su parte, el ministro del Interior ha elevado el nivel de alerta antiterrorista a 4 debido a estas masacres.

Uno de los turistas ha declarado a la cadena SkyNews que “los disparos, la gente histérica iban y venían”. El atentado se suma al de una cadena de ataques yihadistas durante el día de hoy.

El pasado mes de marzo se produjo un atentado yihadista en el museo de El Bardo en Túnez, donde murieron 21 turistas extranjeros y cuatro tunecinos. El país se encuentra desde entonces en una situación de alerta máxima.

Rajoy ha anunciado que esta tarde se reunirán representantes del Gobierno, del Partido Popular y del PSOE en el marco del pacto contra el terrorismo yihadista, tras el atentado ocurrido en Túnez.