Compartir

Un burdel austriaco ha decidido rebelarse contra lo que consideran una excesiva campaña de impuestos del Gobierno. Para ello, lejos de anunciar una huelga en el sector, el propietario de este local ha planteado una oferta que sin duda ha llamado la atención de medio mundo. Durante este verano, todos los servicios de su establecimiento serán gratuitos.

Se trata del night club 'Pacha', en la ciudad de Salzburgo, y a través de su página web ya publicitan la campaña de protesta que llevarán a cabo durante todo el verano. Allí reconocen que no van a pagar más impuestos, que están hartos de lo que consideran un gravamen excesivo del Gobierno y que por ello sus clientes tendrán “entrada gratis, bebidas gratis, sexo gratis”.

El propietario del burdel, Hermann Mueller, ha declarado al periódico local 'Oesterreich' que en los últimos 10 años ha pagado más de cinco millones de euros en impuestos. Eso sí, el empresario asegura que está dispuesto a pagar hasta 10.000 euros al mes a las prostitutas que presten sus servicios de forma gratuita.

Según recoge el citado medio, la campaña de protesta ha tenido gran repercusión en la ciudad de Salzburgo. Nada más saltar la noticia, decenas de hombres aguardaban en la entrada hasta su apertura.