Compartir

La alcaldesa en funciones de Valencia, Rita Barberá, ha abandonado su cargo en el Ayuntamiento antes de pasarle la responsabilidad a Joan Ribó, y ha renunciado a su acta de diputada, por lo que no liderará la oposición a Compromís y Podemos.

Barberá perdió la mayoría absoluta en el ayuntamiento valenciano en las pasadas elecciones del 24 de marco, después de más de 24 años al frente de él como primera edil. Desde primera hora de la mañana ha comenzado a despedirse de todos los jefes de servicio que le han acompañado durante estos años y dará una rueda de prensa a las 12:30 horas.

El resultado electoral de Compromís en las pasadas elecciones locales ha dejado a Rita Barberá destrozada políticamente hablando, tanto que los micrófonos le captaron diciendo “qué ostia, qué ostia”.