Compartir

Al parecer, el fuego fue de tal magnitud que apoco después de las siete de la tarde las llamas se podían ver salir por el tejado y el humo se veía a kilómetros de distancia. Y es que un voraz incendio  de origen desconocido destruyó parte del Ayuntamiento de Brunete, además de otras dos viviendas aledañas y un local donde había una instalación municipal.

Eso sí, por suerte a esa hora no había nadie en los espacios afectados por las llamas y no se lamentaron heridos. Eso si, el pueblo s ha quedado sin salón de plenos en el que investir a su alcalde electo, Borja Gutiérrez (PP), que repetie legislatura tras lograr la mayoría absoluta.

El fuego, según fuentes de Emergencias 112, se notificó en torno a las 18.50 horas. Se envió a 11 dotaciones de Bomberos de la Comunidad, que cuando llegaron se encontraron con un incendio descontrolado que se extendía a toda velocidad por los tejados. En pocos minutos la cubierta del edificio, sujeta por vigas de madera, colapsó sobre el Salón de Plenos y después sobre una de las viviendas, y dejó ambos destrozados.

Ante la imposibilidad de apagarlo fácilmente, los bomberos decidieron confinarlo en la zona que ya se había quemado para que no siguiera propagándose por la plaza. Desde arriba, gracias a las escalas, y con mangueras desde la calle, contuvieron las llamas para que no se extendieran más. A las 22.00 horas seguían trabajando todavía para enfriar las partes calcinadas y vigilar que ningún rescoldo reavivara el fuego. A esa misma hora, además, ya se daban por controladas las llamas.

Desde el Ayuntamiento de Brunete ofrecieron más detalles para aclarar que, en principio, no se ha destruido ninguna documentación o material del Ayuntamiento.