Compartir

La asamblea de BComú, partido liderado por la futura alcaldesa de Barcelona Ada Colau, ha acordado las “principales líneas maestras” que deben guiar las conversaciones con ERC, PSC y CUP ante posibles pactos para gobernar el consistorio.

En las negociaciones serán determinantes la transparencia y rendición de cuentas; medidas de urgencia social para cubrir derechos básicos y atender a colectivos de alta vulnerabilidad, y fortalecer el peso político de los distritos, entre otros.
El Plenario, que ha reunido a 400 de las 1.500 personas con vínculo activo con BComú, se ha reunido este viernes para valorar los resultados electorales y debatir las medidas que determinarán las conversaciones con entidades sociales y otros partidos.

En el encuentro, la Comisión de Organización Interna ha informado del calendario previsto hasta la constitución del nuevo gobierno municipal el 13 de junio y de los encuentros previstos con entidades y posibles pactos políticos.

Estos acuerdos “estarán supeditados a compartir un modelo de ciudad y a la voluntad de transformar el Ayuntamiento para ponerlo al servicio de la ciudadanía y del bien común”.

BComú ha expresado que su voluntad es “trabajar colectivamente” dando voz a todas las sensibilidades para conseguir una posición de consenso en la configuración de acuerdos.

Para ello, en los próximos días organizará un taller formativo y un segundo encuentro del Plenario, además de una validación telemática del mandato que se trasladará a la comisión negociadora para “garantizar la democracia interna en la toma de decisiones”.