Compartir

Rita Barberá ha ganado las elecciones en la ciudad de Valencia. La candidata del PP ha logrado 10 concejales, un resultado mucho peor que en los anteriores comicios del año 2011, en los que logró una amplia mayoría absoluta.

Este resultado provoca que una suma de las fuerzas de izquierda provoque un cambio del gobierno en la ciudad del Turia. Compromis cosecha una destacada segunda posición, con 9 concejales, mientras que Ciudadanos irrumpe con fuerza en el Ayuntamiento de Valencia con seis ediles.

Por su parte, el PSOE consigue únicamente 5 concejales mientras que VALC logra el 14% de los votos y se hace con 3 ediles superando el umbral de los 40.000 votos.

Con estos resultados, lo más probable es que Ribó con Compromis, que pasa de 3 a 9 concejales, sea el nuevo alcalde de la ciudad. C's no le sirve a Barberá para gobernar.

La misma situación que vive Rita Barberá, que ha asegurado que no hay nada que celebrar, le ocurre a Alberto Fabra, que también ha ganado las elecciones con el PP, en este caso, a la Comunidad Valenciana.

El histórico bastión de la derecha, Valencia, también pasa a manos de la izquierda. Fabra gana en la comunidad pero logra 24 diputados menos que los que logró Camps en el año 2011. Un resultado que le impide lograr mayoría para gobernar, ya que Ciudadanos se queda en 13 representantes.

Podemos obtiene los mismos diputados que el partido que dirige en la Comunidad Valenciana Carolina Punset.

El PSPV obtiene 23 y Mónica Oltra, con Compromis, sube de forma espectacular de 6 a 19 diputados.

Los socialistas caen en Valencia pero a pesar del resultado podrían volver a gobernar 24 años después.