Compartir

Pocas son las casas que no tienen un microondas entre los electrodomésticos de la cocina. Sin embargo, además de calentar, este aliado nos permite hacer muchas más cosas que seguro que no conocías.

Atrás

1. Desinfectar trapos de cocina

Los trapos de cocina, al igual que las esponjas de la ducha, acumulan una gran cantidad de suciedad y bacterias.

Lo normal es meterlos en la lavadora cuando terminas de limpiar, pero es un gesto que podrías evitar metiéndolos en el microondas durante unos minutos a la máxima potencia. Se eliminarán el 99% de las bacterias. ¡Ah! Y puedes desinfectar también calcetines o tablas de cortar de plástico.

Atrás