Compartir

La sentencia ha llegado después de que Tichelman Alix, de 27 años, llegase a un acuerdo con el fiscal por homicidio involuntario de ese alto ejecutivo de 51 años, casado y con cinco hijos. Además, queda pendiente reabrir otra investigación paralela sobre el novio de la meretriz, que murió por una sobredosis también durante aquella fiesta.

Alix Tichelman fue procesada inicialmente por homicidio, prostitución, destrucción de pruebas y transporte y uso de una sustancia prohibida, por el papel que jugó en la sobredosis de Forrest Hayes, de 51 años.

El abogado de la prostituta dijo que su cliente y la víctima consumieron heroína, mientras estaban en un yate frente a la costa de California, y que ella no tuvo intención de hacer daño al Sr. Hayes, casado y padre de cinco hijos.

Pero las cámaras de videovigilancia del yate demostraron que la joven, en lugar de pedir ayuda o intentar resucitar a Hayes cuando estaba inconsciente, bajó las persianas. Es a través de estas imágenes por las que se pudo identificar y detener a la prostituta, que se jactaba de tener más de 200 clientes. La víctima fue encontrado al día siguiente del accidente.