Compartir

Un equipo de rescate compuesto por cinco agentes de la Guardia Civil vuela esta misma tarde hacia Katmandú en un vuelo comercial. Así lo ha confirmado el Ministerio de Exteriores después de que el gabinete de crisis liderado por el ministro, José Manuel García Margallo, haya logrado la pertinente autorización de las autoridades nepalíes para su traslado, en helicóptero privado, desde la hoy tensa capital, hasta la zona montañosa de Langtang, donde tratarán de localizar a nueve españoles desaparecidos en este parque natural.

Se trata del mismo equipo que se trasladó al Atlas marroquí para rescatar, semanas atrás, a los espeleólogos españoles. Y mientras la burocracia nepalí sigue frenando el traslado desde España de otro equipo de la UME -la Unidad de Emergencias del Ministerio de Defensa-, compuesta por 40 personas y seis toneladas de material de rescate, que se mantiene a la espera de los preceptivos permisos. A este equipo podrían sumarse también otros cinco agentes de la Guardia Civil especializados en rescates de montaña. La última cifra de españoles aún no localizados asciende oficialmente a 59.

Pero, aunque la prioridad de las dos expediciones será el rescate de españoles, el ministro no ha descartado en absoluto la ayuda a damnificados de otras nacionalidades.

José Manuel García-Margallo ha informado que de los 59 españoles que se encuentran no localizados en Nepal, nueve de ellos permanecen en la zona “gravemente afectada”.

García-Margallo también ha indicado que hoy mismo será repatriado el cadáver de la española fallecida en un accidente de tráfico como consecuencia del mal estado de las carreteras tras el seísmo. Además, ha explicado que “en las próximas horas” otros once españoles serán repatriados.