Compartir

El Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) de Seúl ha afirmado que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha ejecutado desde comienzos de año a 15 altos cargo del Gobierno y cuatro músicos pertenecientes a una de las bandas más importantes del país.

Según dicha información, explicada por un representante del Comité de Inteligencia del Parlamento, Kim Jong-un decidió tomar esa decisión por las “discrepancias” que había tenido con esas personas, los cuales habían expresado una opinión diferente a la suya. Además, el líder norcoreano acusaba a los músicos de espionaje.

Entre las personalidades presuntamente fusilados por el gobierno de Kim Jong-un destaca la de un vicemiembro de Bosques, que se opuso al plan de reforestación del país.

Muchos han optado por poner en duda estas ejecuciones, ya que varios medios de comunicación surcoreanos publicaron la muerte de Hyon Song-wol, la exnovia del dictador, y que finalmente unos meses más tarde terminó reapareciendo mostrando un perfecto estado de salud en el canal de televisión estatal.