Compartir

El inspector jefe de la Policía Nacional Jose Antonio Martínez, otro de los tres espeleólogos españoles atrapados en una sima de Uarzazate, al sur de Marruecos, ha fallecido tras no superar la gravedad de sus heridas, según han informado a Europa Press en fuentes del Ministerio del Interior.

Martínez, de 41 años, sufría una contusión en la cabeza y una fractura en la pierna. Gustavo Virues, residente en Granada y de 41 años, también falleció este sábado, mientras que el otro espeleólogo, el agente Juan Bolívar, está ileso.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha informado a las familias de los tres españoles atrapados en Marruecos sobre esta última hora. 

Mientras, un avión del Ministerio ha viajado este domingo a Marruecos, donde la operación de rescate ha sido seguida por el cónsul de España en Casablanca, Eduardo de Laiglesia, según han informado fuentes diplomáticas, que se ha desplazado a una zona próxima al lugar donde se encuentran los españoles, en la provincia de Ouazarzate.

DESCONTENTO DE LOS FAMILIARES

Las familias de los tres espeléologos se quejan de la falta de organización. El diario El Mundo ha hablado con Juan Rengel, del mismo grupo de espeleología en el que viajaban, que se muestra indignado por la tardanza en el rescate. Según su versión el fallecido se encuentra colgado de una cuerda de alpinismo. “Si el día que dimos la voz de alarma sobrevuela un helicóptero, no estaría muerto”, asegura.

Los familiares han insistido también en reiteradas ocasiones en que se trata de tres montañeros experimentados que llevaban meses preparando el viaje. No entienden por qué en un momento del camino deciden ir solos.

RESCATISTAS ESPAÑOLES SE SUMAN A LAS LABORES DE RESCATE

Unidades de rescate españolas se sumarán próximamente a las labores de rescate de los dos espeleólogos españoles heridos y el cadáver de un tercero que se encuentran atrapados en una sima de la cordillera del Atlas, en el sur de Marruecos, según ha informado la agencia de noticias oficial marroquí, MAP, que cita fuentes oficiales.

“Atendiendo una petición de las autoridades españolas, unidades de rescate procedentes de este país se sumarán a los equipos marroquíes para participar en las operaciones de rescate de los dos espeleólogos españoles en una sima de más de 400 metros de profundidad“, explica el teletipo de MAP.