Compartir

La presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre, mantendrá como directora de Publicidad y Medios en la campaña del partido a las elecciones municipales y autonómicas a la directora general de Medios de Comunicación de la Comunidad de Madrid, Isabel Gallego, han informado a Europa Press fuentes populares.

Gallego ha sido citada a declarar este viernes como imputada en el marco de la investigación en torno a las actividades de la trama desarticulada en la 'operación Púnica', han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Fuentes próximas al caso han explicado a Europa Press que hace unos días Gallego recibió un requerimiento de la Guardia Civil y que se va a acoger a su derecho a declarar en sede judicial.

EL PP DE MADRID DEFIENDE SU HONESTIDAD

El PP de Madrid ha salido en defensa de la “honestidad y profesionalidad contrastada” de su responsable de la comunicación electoral, Isabel Gallego, en un comunicado firmado por el director de la campaña, el diputado Íñigo Henríquez de Luna, en el que añade que los contratos de seguimiento de noticias on-line son “plenamente legales”.

Dichos contratos, firmados por Gallego como directora general de Medios de Comunicación del Ejecutivo regional, contaron con el aval de los servicios jurídicos y la intervención de la Comunidad de Madrid, ha recordado.

De Isabel Gallego ha destacado su “trayectoria acreditada como periodista y como experta en comunicación política”, cualidades que, además de haber demostrado a lo largo de su dilatada carrera profesional, han sido reconocidas públicamente por distintas asociaciones del sector.

Henríquez de Luna ha añadido que el seguimiento de noticias on-line o 'clipping' informativo es “un servicio habitual y absolutamente legal, que en la era de las nuevas tecnologías contratan todas las administraciones públicas y empresas privadas de España como herramienta de trabajo”.

Tal y como ha explicado en diversas ocasiones la Comunidad de Madrid, el contrato de este servicio “se ha ajustado siempre al precio de mercado”. En concreto se trató de un contrato menor por importe de 1.500 euros más IVA al mes.