Compartir

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha acusado al Estado de ofrecer una democracia “de baja calidad” a sus ciudadanos y ha tachado la sentencia del TC sobre el 9N de muy restrictiva.

El también conseller de Presidencia ha considerado que la sentencia del Alto Tribunal está alejada del pacto constitucional de 1978.

Así se ha pronunciado en rueda de prensa en la Generalitat después de que el TC declarara inconstitucionales dos preceptos de la Ley de Consultas Populares no referendarias aprobada por el Parlament en septiembre, e inconstitucional y nulo de pleno derecho el acuerdo de convocatoria del 9N.

“Para impedir según qué debates como el soberanista, que no podrán impedir, están dispuestos a cargarse la misma esencia de la democracia“, según Homs, que también aprecia una incomprensible alienación del TC con los intereses del Gobierno central, ha dicho.

DENUNCIARÁN ANTE EUROPA LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Según ha publicado el diario El Mundo, la Generalita tendría previsto “trasladar a las instituciones europeas” la sentencia del Tribunal Constitucional que anula la convocatoria del 9-N, además de varios artículos de la Ley de Consultas catalana.

El portavoz del Govern, Francesc Homs, ha reconocido que la Generalitat “no espera respuestas” de Europa. Creen que las instituciones europeas no se pronunciarán hasta comprobar si los resultados de las elecciones del 27 de septiembre avalan o no las intenciones soberanistas de Artur Mas.