miércoles, 12 agosto 2020 9:29

Una ola de frío polar congela la Península y Baleares

Estamos hablando de la primera ola de frío en los últimos tres años y la número 55 que sufre el país desde que se iniciaron los registros hace 40 años. Durará al menos hasta el martes día 10, trae temperaturas unos cinco grados por debajo de lo normal y nieve al nivel del mar.

Se esperan registros de -10º en áreas de montaña y de -5ºC en amplias zonas de la mitad norte y este peninsulares. Las máximas también serán muy bajas: inferiores a 5º en gran parte de la Península e incluso de 0º en zonas altas, sobre todo en los Pirineos, donde probablemente no superarán los -5º.

En concreto, ha activado la alerta amarilla por frío en Granada, Jaén, Teruel, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Barcelona, Girona, Tarragona, Madrid, Navarra, La Rioja, Bizkaia, Gipuzkoa y Murcia, que se eleva a naranja en las provincias de Huesca y Lleida con mínimas de hasta -10ºC.

Están en alerta amarilla o riesgo -la primera de las tres existentes- por nevadas en Cádiz, Córdoba, Málaga, Huesca, Segovia, Soria, Girona, Lleida, Navarra, Alicante, Castellón, Valencia, Lugo, Mallorca y La Rioja.

Mientras, en Granada, Jaén, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Barcelona, Tarragona, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias, la alerta por nieve se ha elevado a naranja o riesgo importante. Se espera una acumulación de hasta 22 centímetros en las montañas. Además, también están en alerta amarilla por aludes Huesca, Navarra y Lleida.

En cuanto a los fenómenos costeros, Cádiz, Granada, Melilla, Castellón y Tarragona se encuentran en alerta amarilla, mientras que en Almería, Girona y Baleares es naranja por el mismo fenómeno. También se ha decretado alerta amarilla generalizada por viento en Almería, Granada, Jaén, Huesca, Girona, Tarragona, Ceuta, Melilla, Castellón, Ibiza y Formentera, Menorca y Murcia, mientras que en el mismo nivel, pero por lluvias, está en alerta Mallorca.

La Aemet prevé para el área cantábrica y Baleares cielos cubiertos, con precipitaciones que pueden ser localmente fuertes o persistentes e ir ocasionalmente acompañadas de tormenta. También se esperan algunas precipitaciones, de carácter más disperso, en otras zonas del norte y centro de la Península y de Andalucía oriental, con tendencia a remitir por la tarde-noche.

El resto del país registrará también intervalos nubosos, sin descartar algún chubasco débil y aislado, poco nuboso al final del día. En Canarias, cielos nubosos en el norte de las islas, donde no se descarta alguna lluvia débil en las de mayor relieve, mientras que también se registrarán intervalos nubosos en el sur.

La cota de nieve baja entre hoy y mañana de 400 metros a 0 en el cantábrico oriental y en el área pirenaica; de 500/800 metros a 200/400 metros en el resto de la mitad norte y centro de la Península y de 800/1.000 metros irá bajando a 500 en el sur y en Baleares.

Los termómetros descienden, salvo en Cataluña y en Canarias, donde permanecen con pocos cambios. Asimismo, hay heladas generalizadas en buena parte del interior peninsular, más intensas en zonas altas y localmente fuertes en Pirineos.

El viento sopla de componente norte en la mayor parte del país, con intervalos de fuerte en el litoral de Galicia, e incluso rachas muy fuertes en el noreste peninsular y en todo el área mediterránea, lo que aumenta la sensación térmica de frío.

Artículos similares