Compartir

En declaraciones al diario 'El País' recogidas por Europa Press, ha asegurado que las informaciones vertidas sobre él no son ciertas: “Tengo una necesidad imperiosa de contar que yo no tengo 3.000 millones de euros, ni 500 ni tampoco 89. No es justo”.

Sobre la existencia de fondos en paraísos fiscales, ha señalado que “es una práctica habitual en todos los sectores. El capital funciona así, el dinero viene a través de esas jurisdicciones. Eso no impide su origen lícito”, y ha asegurado que el dinero que ha invertido procede de sus ahorros y de lo que ha ganado trabajando.