Compartir

Tsipras se ha apresurado a cerrar un acuerdo de coalición con Griegos
Independientes, partido que se opone al igual que SYRIZA al plan de
rescate para Grecia. En principio, el objetivo de ambos plantar cara a los acreedores internacionales y acabar con años de austeridad tras la aplastante victoria obtenida por SYRIZA en las elecciones del domingo.

“Desde este momento hay un Gobierno en el país. Los Griegos
Independientes dan un voto de confianza al primer ministro Alexis
Tsipras. Hay un acuerdo en principio”
, ha anunciado Kammenos a su salida
del encuentro con Tsipras en la sede de SYRIZA en Atenas.

El acuerdo supone una alianza inusual entre dos partidos en los
extremos opuestos del espectro político
pero que comparten el odio
compartido hacia el programa de rescate del FMI y la UE.

Con el recuento finalizado al 99,94 por ciento, SYRIZA obtiene el
36,34 por ciento de los votos y 149 escaños
, dos menos de los necesarios
para la mayoría absoluta. En segunda posición queda Nueva Democracia,
con el 27,81 por ciento y 76 escaños.

Tercero es el ultraderechista Amanecer Dorado, con el 6,28 por ciento
(17 escaños)
, los mismos que obtienen los centristas de To Potami (6,05
por ciento). Por su parte, los comunistas logran 15 escaños (5,47 por
ciento), mientras que Griegos Independientes logran 13 escaños (4,75 por
ciento) y el PASOK también logra 13 escaños (4,68 por ciento).

JURAMENTO DEL CARGO

Tsipras se reunirá con el presidente heleno, Karolos Papoulias, a las
15:30 horas, y según el diario 'Kathimerini' podría prestar juramento
como primer ministro a las 16:00 horas.

Por primera vez en más de 40 años, ni Nueva Democracia ni los
socialistas del PASOK,
las dos fuerzas que han dominado la política en
Grecia desde la caída de la junta militar en 1974, estarán en el poder.

También se espera que Tsipras se reúna con los líderes del centrista
To Potami y con el comunista KKE, con lo que buscaría su respaldo aunque
no necesariamente entren a formar parte de su coalición de gobierno.

Griegos Independientes, un partido de derecha radical que mantiene
una postura dura contra la inmigración ilegal, no coincide con SYRIZA en
muchas cuestiones sociales, lo que podría generar tensiones pero
comparte su oposición al rescate.