Compartir

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias cerró este jueves el mitin central de Alexis Tsipras en Atenas, antes de las elecciones del domingo, con estas palabras en griego: “El viento del cambio sopla en Europa, en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos”. “Syriza, Podemos, venceremos”, finalizó.

No era la única representación española en este mitin. además de Iglesias, en el público también se encontraba el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, que, a diferencia de Iglesias, no fue invitado a subir al escenario.

Antes del mitin, Iglesias ofrecía una comparecencia en la que ha afirmado que “nadie va a hacer los deberes de los griegos y nadie va a hacer los deberes de los españoles” y criticó las políticas de austeridad que “no han funcionado en ninguno de los dos países”.

“Tanto Rajoy como Samarás forman parte del pasado, Alexis Tsipras forma parte del futuro”, dijo Iglesias, que hoy se entrevistó con el líder de Syriza, formación de izquierdas a la que las encuestas dan como favorita, entre tres y seis puntos de ventaja, en las elecciones generales griegas del próximo domingo.

“Cuando algo no ha funcionado se puede cambiar, las políticas de austeridad no han funcionado en Grecia y es normal que la mayoría de los griegos apoye a Syriza”, dijo Iglesias.

También sostuvo que “las cosas pueden ir a mejor si Grecia tiene un gobierno con Syriza. Este país se merece un presidente griego, patriota, que defienda los derechos de la gente y que negocie con sentido común con los poderes financieros, y ese será Alexis Tsipras”, dijo.

En relación a un posible paralelismo entre las situaciones de España y Grecia, Iglesias afirmó que “son muy distintas“, tanto “desde el punto de vista económico como político”.

Según Iglesias, “los que han puesto los intereses de los bancos por delante de los intereses de las personas no solo merecen una crítica moral, merecen también una crítica técnica: han sido completamente ineficaces.

“Se dijo que las políticas de austeridad en Grecia iban a servir para salir de la crisis, para reducir el desempleo y para reducir la deuda. Aumentó la deuda, no se ha reducido el desempleo y se ha humillado la dignidad de un pueblo, está claro que hay que hacer políticas distintas en Grecia, en España y en el sur de Europa”, señaló.

Pablo Iglesias minimizó las comparaciones entre Podemos y Syriza: “nosotros tenemos que seguir nuestro propio camino. Apoyamos a Syriza porque es la alternativa, porque representa un cambio y apoyaremos al gobierno de Syriza, pero nosotros tenemos que hacer nuestros propios deberes.