Compartir

El Estado Islámico ha vuelto a propagar vídeos en la red. En el último, dos hombres acusados de ser espías rusos son presuntamente ejecutados a manos de un niño.

El documento, que ha visto la luz en el medio islámico Al Hayat, sugiere un cambio de táctica en la estrategia del grupo terrorista. La cadena británica Channel 4, que ha tenido acceso al vídeo, ha explicado que no ha podido verificar la autenticidad del mismo. Por su parte, la FSB no se ha pronunciado sobre la presunta ejecución de dos de sus miembros a manos del Estado Islámico, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik. La grabación es narrada en ruso bajo el título “Descubrir al enemigo en nuestras filas”.

El pequeño verdugo, de unos diez años, dispara a los dos hombres tras haber sido interrogados sobre los supuestos intentos de infiltrarse en la banda terrorista.

Uno de los hombres procede supuestamente de Kazajistán; el otro no revela su nacionalidad. Ambos reconocen haber sidos enviados para recoger información sobre los militantes de Estado Islámico en Siria, incluso uno de ellos se atrevió a asegurar que su objetivo era eliminar a un combatiente, tal y como informa BBC.

Y el menor no es ningún desconocido. El niño ya habría aparecido en un vídeo previo del Estado Islámico que data de noviembre del año pasado. También habría aparecido en la revista islámica 'Dabiq'.

El lanzamiento de este vídeo llega poco después de que un joven presuntamente perpetrara un ataque suicida en nombre del Estado Islámico, según un reportaje fotográfico publicado por el grupo yihadista.

En Nigeria, la secta islamista Boko Haram, que pretende instaurar un Estado islámico en el norte del país africano, usó a una menor de diez años para llevar a cabo un ataque terrorista hace unas semanas.