Compartir

Naoot tildó la festividad como una “masacre anual” en su cuenta de Facebook. “Porque un buen hombre una vez tuviese una pesadilla sobre su buen hijo y pese a que la pesadilla pasó para el buen hombre y su hijo, las ovejas pagan con sus vidas el precio de esa pesadilla sagrada”, escribió.

Durante el interrogatorio la periodista ha reconocido escribir ese mensaje a través de la red social, aunque ha negado que su objetivo fuese ofender al Islam. Naoot también ha argumentado que los seres humanos justifican su “ansia de sacrificio” intentando otorgar un “sentido divino” a sus acciones.

La legislación por la que se realizan juicios a las ofensas religiosas de este tipo, que en el caso de Naoot se juzgará como falta, se remonta la época del derrocado presidente Hosni Mubarak.

La normativa incluye penas de prisión de seis meses a cinco años y multas a aquellos que promocionen, mediante su discurso, escritos o cualquier otro medio “ideas extremistas” con el objetivo de “sembrar la discordia” o “herir la unidad nacional”.